Descartan que una crisis en China impacte duramente a la economía mundial

Nicholas Lardy, uno de los economistas que más sabe sobre la economía china, espera que el PBI del gigante asiático crezca en forma importante en los próximos meses y que cierre este año entre 7% y 7.5%. Un mensaje más bien tranquilizador sobre la evolución de la economía de China es el que acaba de lanzar Nicholas Lardy, uno de los que más sabe la política económica del gigante asiático, como lo ha descrito el ex secretario del Tesoro de Estados Unidos, Lawrence Summers.

Según el diario El Mercurio de Chile, Lardy sostiene que para hablar de una crisis financiera en China habría que esperar al cuarto trimestre, que es cuando se genera un tercio de su Producto Bruto Interno, según muestra el promedio de los últimos años. Por ello, el miembro senior del Instituto Peterson de Economía Internacional, muestra optimismo, pues espera que la economía de ese país repunte en los próximos meses.

El también bloguero del Wall Street Journal y del Financial Times, la economía china cerrará este año con un crecimiento de entre 7% y 7.5%, descartando un colapso de sus sistemas bancario y financiero.

Sin embargo, anota que aun produciéndose una crisis de ese tipo, el impacto en la economía global sería marginal, pues “China está profundamente integrado en el sistema económico global a través del comercio y hasta cierto punto en inversión, pero no está altamente integrada en el sistema financiero”.

De todas formas, anota El Mercurio, Lardy advierte que si un eventual descalabro financiero se traduce en una drástica de la economía china, entonces sí habrá un impacto, particularmente en economías emergentes y dependientes de la exportación de materias primas.