IFC sale a aclarar que no le ha dado aún su respaldo a fusión CorpBanca-Itaú

El sábado pasado Hugo Verdegaal, nominado por IFC al directorio de CorpBanca, salió a respaldar la fusión CorpBanca-Itaú.

En una entrevista con el Financial Times, Verdegaal dijo que la operación “tiene sentido estratégico” y que “es claro que el deseo y objetivo de CorpBanca ha sido complementar el crecimiento del mercado chileno con actividades en otros mercados de alto crecimiento en América Latina”, agregando que “creo que la operación tiene el potencial de ser extremadamente importante para esa estrategia porque Itaú ha aceptado que este nuevo vehículo, Itaú-CorpBanca, será la plataforma para seguir expandiéndose en la región, fuera de Brasil y México”.

El mercado –y este medio también– interpretó la entrevista como un respaldo de IFC a la operación.

Desde que comenzaron los cuestionamientos a ciertos aspectos de la fusión, el mercado ha estado a la espera de que IFC se pronunciara, ya que tiene el 5% del banco y, como parte del Banco Mundial, su opinión tiene peso. Para algunos inversionistas claves, IFC es el minoritario clave para lograr cerrar la fusión con Itaú.

De acuerdo a fuentes cercanas al organismo, desde que Cartica Capital comenzó a cuestionar los términos de la fusión, Saieh había pedido el respaldo público de IFC para la operación como una forma de acallar las críticas. Cartica es el fondo minoritario que se opone a cómo se estructuró la operación y está tratando de detenerla en una Corte de Nueva York, al tiempo que pidió a la SVS que intervenga.

Ahora IFC salió a aclarar que las declaraciones de Verdegaal, quien es ex director ejecutivo de la unidad de finanzas corporativas para la región de Citigroup, fueron hechas a titulo personal y no con el consentimiento de la organización.

“Las declaraciones del señor Hugo Verdegaal son sus opiniones personales, como uno de los directores miembro de la junta de directores de CorpBanca, y no refleja la pespectiva o la posición de IFC. IFC no fue consultado previamente a sus declaraciones públicas. IFC continúa analizando la propuesta de fusión y aún no ha determinado su posición al respecto”.

Cartica, que tiene aproximadamente el 3,22% de CorpBanca, alega en su demanda en Estados Unidos que Saieh, CorpGroup y los directores del banco, negociaron términos que los beneficia a expensas de los accionistas minoritarios, en particular ciertos privilegios de sólo benefician al controlador, especialmente liquidez que el resto de los minoritarios no recibirán.

El silencio de los minoritarios locales

Los minoritarios locales hasta el momento han mantenido un silencio ensordecedor.

Las AFP y Moneda no han dicho nada –al menos en público–. Tampoco ILC. Consorcio sí habló. Patricio Parodi, gerente general del holding, salió a defender la operación a través de un diario. Entremedio algunos empresarios y corredoras han dado ciertas opiniones.

La clave estaría en los más de mil millones de dólares en bonos que las empresas del holding de Álvaro Saieh tienen colocadas en el mercado, un porcentaje relevante de ellos ahora en manos de los mismo minoritarios que tienen que votar la fusión con Itaú. Y para ellos es más rentable que la fusión ocurra a que se caiga.

El mercado ha llegado a la conclusión de que Saieh tiene que vender el banco y especula que, de no concretarse la operación, el empresario tendría problemas de liquidez y eso complicaría el pago de los bonos, en particular los de SMU. A eso se suma que el banco mismo podría ver sus costos de fondeo de nuevo dispararse.

Algunos actores tangenciales a la controversia han dado su opinión. Jorge Errázuriz, director de BTG Pactual Chile, el banco de inversión que ha hecho alguno las principales operaciones de las empresas de Saieh en los últimos años (incluyendo el ya famoso FIP Sinergia), dijo “a título personal” que le parecía un buen negocio la fusión.

LarrainVial, que tiene el 0,5% del banco a nombre de terceros, emitió un informe a fines del verano, en el cual afirma que la fusión generará beneficios acotados para los accionistas y advierte que el precio que se pretende pagar por las acciones de CorpBanca Colombia es “alto”, dados los montos que se transan de los bancos en ese país.

ScotiaBank, en tanto, entregó su apoyo a la operación en un informe, aunque advirtió que sí existen beneficios para el accionista controlador. Una opinión similar dio Santander GBM en Nueva York.